ESTAMOS A TU SERVICIO, VISITANOS O LLAMANOS AL 502 22199390 ---- 502 50127414, SERA UN PLACER ATENDERTE
 
BINOCULARES

BINOCULARES GUATEMALA, BINOCULARES HISTORIA
La creación del telescopio binocular, o simplemente binoculares, se debe a una secuencia de eventos que no pueden ser ubicados en el tiempo ni asignados a personas definidas debido a lo complejo del asunto.
Existe información escrita principalmente sobre Galileo en el que existen referencias a instrumentos telescópicos, pero no hay evidencia de su construcción y uso.
La primera patente para un telescopio la inscribió,  en octubre de 1608,  Hans Lippershey, un fabricante de anteojos que vivía en lo que hoy es Holanda.
Este fabricante solicitó una patente que le diera derechos de fabricación exclusiva por treinta  años. Después de probar el aparato de muestra, la oficina de patentes pidió a Lippershey que fabricara un instrumento, con cristal de cuarzo, que pudiera usarse por ambos ojos.
El 9 de diciembre de 1608, el inventor cumplió el encargo y el 15 del mismo mes el instrumento fue inspeccionado. Pero, curiosamente, la patente le fue denegada bajo el argumento de que el instrumento no era una novedad.
En aquella época el cristal de cuarzo era conocido por ser un material difícil de trabajar, pero con mejor rendimiento que el vidrio óptico conocido.
Los clientes de Lippershey sufrían en carne propia las fatigas oculares luego de unos minutos de usar un telescopio (mirando con un solo ojo) con un vidrio de mala calidad. Esos mismos clientes, con sus peticiones y expresiones de cansancio visual, despertaron la imaginación de Lippershey para crear un instrumento binocular, es decir que sirviera para los dos ojos.
Varios investigadores pelean por confirmar o desmentir que Galileo usara, en 1618, un casco provisto de un binocular para ser usado en un barco, pero también aportan muchas otras referencias de telescopios binoculares antiguos.
Los aportes de Ottavio Pinani, en 1613; los de Cherubin d'Orleans, quien en 1671 en un libro sobre el tema incluye ilustraciones y detalles de telescopios binoculares. También se menciona a Pietro Patroni de Milan como otro fabricante de binoculares hacia 1700.
En el siglo XIX, los sistemas de imagen obtenida de dos lentes espaciados (los instrumentos anteriores a esta fecha usaban el sistema Galileo, en donde la imagen aparece al revés) eran usados en telescopios y sin ninguna duda algunos binoculares eran hechos también de esta misma forma.
El binocular prismático moderno comenzó con la patente italiana de Ignacio Porro en 1854. Básicamente la innovación introducida por el instrumento diseñado por Porro consiste en que el mismo posee dos prismas idénticos en cada cuerpo del binocular. Como los espejos, cada prisma refleja e invierte la luz fuera de sus lados empinados. Un prisma revierte la imagen de izquierda a derecha y el otro prisma invierte la imagen de arriba hacia abajo. (En adelante se llamará “Prismáticos Porro” a los binoculares con estas características, en honor a su inventor).

Otros fabricantes que usaron la misma configuración usada en los binoculares prismáticos de Ignacio Porro fueron Boulanger (1859), Emil Busch (1865) y Nachet (1875).
Una combinación de baja calidad de vidrio y técnicas de producción no refinadas tuvieron como consecuencia el fracaso de esta iniciativa. El invento del italiano Porro quedó rápidamente en el olvido.
El diseñador óptico alemán Ernst Abbe expuso un telescopio prismático muy similar al de Ignacio Porro en la Feria de Comercio de Viena en 1873. Los ópticos a quien Abbe presentó su invención en Viena no mostraron mucho interés en ese innovador instrumento. El telescopio Galileo era considerado suficiente en aquella época, aunque este sólo permitía aumentos pequeños.
El profesor Ernst Abbe abandona su interés en los instrumentos telescópicos para dedicarse al desarrollo de las bases teóricas del microscopio moderno en el taller de Carl Zeiss en  Jena, Alemania. Su asociación con el químico Otto Schott, fabricante de vidrio, y Carl Zeiss, fabricante de instrumentos, resultó en una espectacular serie de innovaciones para la industria óptica alemana.
Llegamos, de este modo, a 1893, para encontrarnos con una situación más favorable.
La gran variedad de lentes fabricadas por Otto Schott, podían ajustarse a los distintos requisitos ópticos de Abbe, permitiendo la fabricación de los binoculares prismáticos, junto con los nuevos tipos de microscopio y los objetivos fotográficos.
Es entonces cuando el profesor Abbe retoma el desarrollo del telescopio prismático y en octubre de 1893 intenta patentar un binocular prismático con sistema de imagen erigida. En noviembre de 1893 la patente le fue denegada, aludiendo similitud con los trabajos anteriores del italiano Ignacio Porro.
El profesor Abbe hizo algunas modificaciones importantes y en octubre de 1894 se le concedió a Zeiss (socio de Abbe) la patente para un binocular prismático con una distancia mayor de objetivo.
Así, los primeros binoculares modernos de alta calidad fueron vendidos en 1894. Un producto cuyo diseño óptico fue de Ernst Abbe, la producción técnica de Carl Zeiss y las lentes fueron fabricadas por Otto Schott.
En las décadas siguientes muchas empresas produjeron binoculares prismáticos. Uno de los primeros fue Goerz en Berlín, que en 1897 entró en el mercado con el Goerz Trieder Binocle.

Los éxitos de Zeiss y de Goerz motivaron la invención de otro sistema óptico de imagen erigida: en 1897 la compañía Hensoldt fue la primera empresa en introducir al mercado los binoculares prismáticos con un sistema llamado Roof, 7x30. Este modelo de Henshold –de7x30- es conocido por los coleccionistas como Penta. Henshold innovó de alguna manera con su diseño utilizando un pentaprisma, de allí el nombre.

En 1893 la compañía Bausch & Lomb comienza su producción de Binoculares y Telescopios bajo licencias autorizadas de Carl Zeiss en Estados Unidos. En 1896 B&L abre una oficina en la ciudad de Chicago, 1903 en Boston, 1904 en San Francisco y 1908 en Nueva York.

Las dos guerras mundiales influyeron fuertemente en los avances técnicos de los binoculares al convertirse éstos en un instrumento muy útil en el campo de batalla.
En 1940 se introduce en el mercado el T-óptico (capa protectora para lentes), que eliminó la pérdida de luz a causa de la reflexión de la misma en las superficies del lente.
En la década de 1980 se incorpora un nuevo avance a los binoculares prismáticos de sistema Porro y Roof usados en la actualidad: a las lentes del instrumento tecnológico se les incorporaron filtros protectores de rayos laser, principalmente para los binoculares prismáticos de uso militar.
En la actualidad, los binoculares tienen aplicaciones muy diversas. Se usan en el teatro, en conciertos, en estadios deportivos y en museos. También se usan en los deportes náuticos y pesca prismáticos impermeables.
Un sistema óptico brillante es el mejor para observar los cielos. Para reducir al mínimo la vibración, se debe montar el binocular sobre un trípode.
La mayoría de los fabricantes tiene tanta confianza en la calidad de sus productos que ofrece para ellos una garantía perpetua.
Fuente Internet:

Tomado de una Monografía sobre los binoculares, por Florencia Torres Queirel, en:
http://home.europa.com/~telscope/histspan.txt

 

En Su Seguridad tenga la confianza y la seguridad de que nuestros binoculares son de lo mejor, principalmente para uso militar, nuestros binoculares son contra el agua, además son completamente sellados, brindando la plena seguridad que cumplirá su objetivo, nuestros binoculares son provenientes de Rusia, son completamente irrompibles tienen garantía de por vida, contienen luz interna la cual hace fácil observar las guías internas, tales como alza y deriva en metros, es decir le facilitan medir cuantos metros existen a la izquierda o derecha del objetivo hacia y cuantos metros adelante o atrás hay hacia el objetivo, son para uso exclusivo militar pudiendo ser utilizados en estadios, conciertos, museos, teatros, en el mar, caza, observación y hasta para astronomía, playas, centros recreativos etc.

Cómo escoger binoculares

Los prismáticos o binoculares son pequeños telescopios colocados lado a lado, cada uno con un par de lentes que acerca los objetos distantes y un par de prismas en cada cámara para ajustar la imagen.
A continuación, te explicaremos de una manera sencilla la forma de cómo puedes escoger tus binoculares, así que amigo Alfa, pon atención a las figuras y a lo escrito.

Entiende los números. Los binoculares son referidos con dos números, por ejemplo, 7 x 35 o 10 x 50. El número antes de la "x" es el factor de aumento, o el poder; los lentes 7 x 35 harán que los objetos parezcan siete veces más cerca, mientras que los lentes 10 x 50 harán que los objetos parezcan 10 veces más cerca. El segundo número es el diámetro del lente principal (objetivo) en milímetros, lentes de 7 x 35 tienen 35 milímetros (1,38 pulgadas) de diámetro, mientras que lentes de 10 x 50 tienen 50 milímetros (1,97 pulgadas) de diámetro. Dividiendo el segundo número por el primero resulta en el valor pupila de salida, o el diámetro del haz de luz que llega a su ojo en milímetros. (Siguiendo con los ejemplos, 35 dividido por 7 o 50 dividido por 10, es 5 mm.)

Cuanto mayor sea el aumento, más regulable será la imagen, y aunque la imagen que vea será más grande, tu campo de visión se estrechará, y por lo tanto, te resultará más difícil mantener la imagen enfocada. Si eliges binoculares con lentes 10 x o más de aumento, consigue un trípode para que puedas montar y estabilizar tus binoculares cuando sea necesario. Si necesitas un amplio campo de visión, elige un aumento menor.

Cuanto mayor sea el objetivo de la lente, más luz podrá reunir, lo cual es importante en las actividades de poca luz, tales como la astronomía o la caza al amanecer o al atardecer. Sin embargo, mientras mayor sean los lentes, mayor será el peso de los prismáticos. En general, la mayoría de los binoculares tienen lentes de objetivo con un diámetro de 30 a 50 milímetros (1.18 a 1.97 pulgadas), con binoculares compactos con lentes de 25 mm (1 pulgada) y con cristales prismáticos astronómicos más grandes de 50 milímetros.

 Cuanto más grande sea la pupila de salida, más luz llegará a sus ojos. El ojo humano dilata de 2 a 7 milímetros, dependiendo de la poca luz disponible. Idealmente debe apuntar a un valor de pupila de salida que coincide con el valor en que los ojos se dilatan.

Considera los lentes. La mayoría de los binoculares tienen lentes de vidrio, que por lo general proveen mejor calidad de imagen, pero a menudo cuestan más que las lentes de plástico. (Sin embargo, un conjunto de lentes de plástico que proporciona la misma calidad de imagen que un conjunto de lentes de vidrio va a costar más). El vidrio también refleja parcialmente la luz que llega, pero esto puede compensarse con un revestimiento adecuado.

Los recubrimientos de los lentes se describen con los siguientes códigos: C significa que sólo algunas superficies han sido recubiertas con una capa de revestimiento interior; FC significa que todas las superficies de los lentes de cristal y han sido recubiertas; MC significa que algunas superficies han recubierto con capas múltiples, y FMC significa que todas las superficies de las lentes de vidrio se han recubierto con capas múltiples. Las capas múltiples capas son generalmente superiores a las capas individuales, pero aumentan el costo de los prismáticos.

Los lentes de plástico, aunque en general tienen una calidad de imagen más pobre, son más resistentes que los lentes de vidrio y se debe considerar para las situaciones donde la durabilidad es importante, como el montañismo.

Evalúa los oculares. Las lentes oculares deben descansar a una cómoda distancia de los ojos, y aún más si se usa anteojos. Esto se llama "alivio de ojo" y, normalmente, oscila entre 5 y 20 milímetros (0,2 a 0,98 pulgadas). Si usas anteojos, necesitarás un ocular de 14 a 15 milímetros (0,55 a 0,59 pulgadas) o más, como la mayoría de los anteojos descansan de 9 a 13 milímetros (0.35 a 0.5 pulgadas) del ojo.

 Muchos binoculares incluyen tapones de goma alrededor de los ojos de los oculares para ayudar a asentar los oculares en los ojos cuando se utilizan los binoculares. Si usas anteojos, busca prismáticos con tapones extraíbles.

Prueba la capacidad de enfoque. Revisa cuan cerca se puede enfocar los binoculares en la tienda y mide la distancia entre los binoculares y el objeto que estás mirando.

Los binoculares se enfocan en una de dos maneras: La mayoría de los prismáticos tienen un mecanismo central, junto con un corrector de dioptrías para permitir a uno de tus ojos que sea más fuerte o más débil que el otro. Sin embargo, los binoculares impermeables, suelen tener un enfoque individual para cada lente, con controles en cada ocular.

Algunos prismáticos son "foco-libre", sin capacidad para ajustar el enfoque que sea. Estos prismáticos puede causar fatiga visual si se intenta centrarse en algo más cerca que la distancia prefijada.

Revisa el diseño del prisma. Los espacios de los objetivos principales de la mayoría de los prismáticos son más anchos que los oculares, gracias a los prismas Porro que utilizan. Esto hace que los prismáticos sean más grandes, pero hace que los objetos cercanos aparecen muy cerca de las 3 dimensiones. En los prismáticos que utilizan prismas de techo, los lentes principales descansan en línea con los oculares, por lo que los prismáticos son más compactos, pero generalmente a costa de la calidad de la imagen. Sin embargo, los binoculares con prismas de techo pueden ser hechos para ofrecer imágenes de calidad equivalente a de los prismáticos con prisma Porro pero a mayor costo.

Los binoculares más baratos usan prismas BK-7, que tienden a encuadrar un lado de la imagen, mientras que los binoculares más caros utilizan prismas BAK-4, que ofrecen más luz y más nitidez, con imágenes más redondas

Decide qué peso de binoculares puedes manejar. Como se ha señalado, los binoculares de gran aumento y de gran lente pesan más que los binoculares estándar. Se puede compensar el peso y estabilizar los prismáticos montándolos en un trípode o con una correa que le permite llevarlo en el cuello, pero si planeas viajar largas distancias, es posible que desees conformarte con binoculares menos potentes pero más ligeros.

Considera los impermeables versus los resistentes al agua. Si no planeas usar los binoculares con mal tiempo o en condiciones donde se van a mojar con mucha frecuencia, puedes usar unos prismáticos resistentes al agua. Si vas a llevarlos a lo largo del rafting en aguas bravas o al esquí, consigue binoculares impermeables en su lugar.

Revisa la reputación del fabricante y las garantías. Considera el tiempo que el fabricante ha estado en el negocio y qué otros productos fabrica, así como la forma en que va a manejar las cosas si los prismáticos se dañan.

Esperamos que esto haya sido de tu agrado, no olvides que somos los expertos en binoculares y todo equipo militar y policial, estas en el lugar correcto con la gente de experiencia, llamanos tel. 502 22199390 y 502 50127414 www.facebook.com/secualfa y www.securityalfa.com


Guatemala Centro América

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

OFERTA DEL MES

 

 

 

 

 

 
TEMAS IMPORTANTES RELACIONADOS CON LA SEGURIDAD

 
 
Security Alfa, 7ma. Calle 13-39 Boulevar la Montaña, Zona 16 a 3 min. de Paseo Cayalá. Tel 502 22199390 y 502 50127414
derechos reservados BLV "SECURITY ALFA"